Portada Tendencias Piscinas más seguras ¿Qué pavimento debo elegir?

Piscinas más seguras ¿Qué pavimento debo elegir?

por Elena Abascal
0 comentario

A la hora de ejecutar y diseñar una piscina es necesario prestar especial atención a la elección de los materiales, apostando siempre por aquellos que cumplan las normativas internacionales en materia de seguridad.

Si tienes que elegir el pavimento de suelos y escaleras de zonas húmedas ¿Sabes qué características deben cumplir los materiales? El Código Técnico de la Edificación obliga a utilizar revestimientos antideslizantes “Clase 3” ¡Te lo explicamos!

Para conseguir la máxima seguridad, los materiales que se utilizan para el pavimento de estas zonas húmedas tienen que haber obtenido la certificación “Clase 3” en la normativa de antideslizamiento UNE-ENV 12633:2003, la norma de referencia para el Código Técnico de la Edificación. No es posible utilizar un revestimiento que obtenga una calificación Clase 0, Clase 1 o Clase 2 para estas superficies, porque para las zonas húmedas “lo importante es evitar los riesgos de caídas”.

¿Cómo se evalúa el grado de resbaladicidad de un material?

Para poder evaluar el grado de resbaladicidad de un material y poder cumplir esta normativa se realiza el Ensayo del Péndulo. Un método que puede utilizarse en cualquier pavimento y determina cuatro clases de resistencia al deslizamiento:  0,  1,  2  y 3.

Los pavimentos certificados como “Clase 3” cuentan con  una resistencia al deslizamiento perfecta, incluso en superficies con un desnivel superior al 45%. Por ello, son los únicos que se pueden utilizar para zonas exteriores y piscinas. También son obligatorios en zonas interiores húmedas si existe una pendiente en su superficie del 6% o más, y también para las escaleras.

Normativas internacionales para medir la resistencia al deslizamiento

Si estás pensando diseñar una piscina fuera de España ¡te recomendamos estar al día de otras normativas internacionales relacionadas con la seguridad de pavimentos!

Las normativas internacionales más utilizadas para medir el grado de resbaladicidad de materiales en superficies húmedas son la Norma ISO /DIS 10545-17 y la Norma DIN 51097.

Para cumplir la primera de las normativas los materiales que se utilizan en zonas húmedas deben realizar el método de ensayo Tortus, con una certificación mínima de Clase 2. Para la segunda, se realiza un ensayo de los pavimentos con pie descalzo que clasifica la resbaladicidad de los materiales en 3 clases: Clase A, Clase B y Clase C. Los materiales que se utilizan en el pavimento de piscinas deben certificarse con Clase C.

¿Qué certificación antideslizamiento tiene el mosaico Hisbalit?

Los acabados antideslizantes de Hisbalit cumplen las normativas internacionales en materia de seguridad.  Concretamente el acabado antideslizante “B3” ha sido certificado como “Clase 3” según  la UNE-ENV 12633:2003.

¿Y en las normas internacionales? El acabado antideslizante “B3” de Hisbalit  ha sido clasificado como “Excelente” tras el ensayo del método Tortus, y por tanto cumple también la normativa ISO/DIS 10545-17. Además ha logrado la puntuación máxima de antideslizamiento “Clase C” de la norma DIN 51097.

Somos líderes en soluciones antideslizantes en mosaico vítreo ¡porque además de diseño y creatividad,  la innovación y la seguridad son fundamentales para nosotros!

El acabado B3 se convierte en uno de los materiales de revestimiento más avanzados para prevenir al máximo los accidentes y caídas en piscinas.  

Confort y variedad de tonos del mosaico antideslizante

Además de seguridad, las teselas de Hisbalit aseguran el máximo confort ya que están diseñadas para caminar descalzo. Sus esquinas están pensadas para evitar cortes y rozaduras.

¿Y la limpieza, es más difícil al ser antideslizante? Cualquier material con un acabado antideslizante Clase 3 es más difícil de limpiar comparado con un acabado brillo o mate ¿Las razones? Para poder asegurar esta capacidad de resistencia al deslizamiento, la superficie del material presenta cierta rugosidad, que dificulta la limpieza.

El mosaico B3 de Hisbalit es suave al tacto, por tanto la limpieza es más sencilla, comparado con otros materiales antideslizantes Clase 3. Además, es un material higiénico y anti alergénico ¡Evita la aparición de hongos y bacterias!

Este producto de nueva generación se caracteriza también por estar disponible en una gran variedad de tonos, para dar rienda suelta a la imaginación. Puedes elegir más de 200 colores, en formato hexagonal, cuadrado y redondo ¡creando piscinas totalmente personalizadas y de diseño!

El color original en contacto con el agua

Color alterado en el mosaico antideslizante en seco. Al mojarse el mosaico recupera su color original.

¿El color de un mosaico antideslizante es diferente? El mosaico B3 Hisbalit tiene una superficie mate, suave al tacto. En seco el color  puede verse alterado, parece más apagado pero al mojarse el mosaico recupera el color original. Por ello, cuando el mosaico está instalado en la piscina ¡adquiere su color real! Con toda su fuerza e intensidad, al estar siempre en contacto con el agua.

Como consejo, siempre que quieras saber cómo quedará el mosaico en la piscina ¡moja las teselas! para poder observar el color final. Si quieres que la variación de color del mosaico (de seco a mojado) sea mínima, apuesta por tonos claros ¡se apreciará menos!

¡Chapuzones seguros con 3S Safe Swim!

Para incrementar aún más la seguridad, Hisbalit dispone de un revolucionario producto, exclusivo en el mercado de mosaico, que permite señalizar cualquier piscina, garantizando un baño seguro.

3S son señales de seguridad, antideslizantes B3 y fotoluminiscentes ¡Brillan en la oscuridad!

Existen 19 modelos estándar, combinables entre sí para componer cualquier señal. Al tener un acabado antideslizante clase 3 son aptas para utilizar tanto en el vaso, en las paredes de la piscina o en aquellas zonas donde es necesario tomar precauciones especiales.

Las señales quedan integradas totalmente en el revestimiento de la piscina, de forma estética y armónica. Se fusionan con el diseño de la piscina y las zonas exteriores. Por tanto, no es necesario hacer recortes ni remates para poder encajarlas.

La impresión de las señales se hace con tintas cerámicas totalmente vitrificadas, permaneciendo inalterables en usos de exterior y/o sumergidas en el agua. El efecto del sol o de los productos para el tratamiento del agua no afecta a la impresión, que permanece intacta con el paso del tiempo.

Te sugerimos

Deja un comentario