Piscinas irresistibles

Back to Blog
Las piscinas son, junto a la playa, las grandes protagonistas del verano. Además de refrescarnos y proporcionar momentos de diversión, deporte y relax, una piscina revaloriza cualquier vivienda. Su tamaño y diseño variarán según el espacio disponible, pero siempre requiere una planificación.
Su ubicación es fundamental, hay que estudiar la orientación del terreno para construir la piscina en el lugar más soleado; con ello se consigue que la temperatura del agua esté siempre templada. También es importante resguardarla de los vientos dominantes, muy molestos para el baño, mediante protecciones naturales —setos cortavientos— o artificiales, como muros y voladizos. Los elementos antiviento impiden la caída de arena, hojas e insectos al agua, y reducen las tareas de mantenimiento.
La iluminación de la piscina ha de cumplir una doble función: estética y práctica. La subacuática aumenta la seguridad durante la noche, permite el uso de la piscina a cualquier hora y realza su diseño.
Los revestimientos, además de integrarse en el entorno, han de de reunir unas características específicas: superficie suave y atérmica, para que no se recaliente en exceso, resistencia al desgaste y los golpes, y a los cambios bruscos de temperatura entre día y noche. Es indispensable que sea antideslizante, y de fácil limpieza y mantenimiento.
Hisbalit mosaico es la opción perfecta, ya que reune todas las condiciones y además ofrece una extensa gama de colores y formatos, ideales para convertir en realidad los proyectos más ambiciosos.
Tonos azules, verdes, arenas y blancos,  con efectos brillantes o tornasolados, y acabados antideslizantes para garantizar la seguridad,  harán de tu piscina el lugar preferido de la casa.
Visita nuestra web para conocer todas las opciones. ¡Sumerge tus sentidos con Hisbalit Mosaico!

Back to Blog