Nadar en invierno

Back to Blog
Foto: Orlando Gutiérrez
Cubrir una piscina es una excelente opción para poder disfrutarla a lo largo de todo el año. En esta piscina, rodeada por un bonito jardín, se eligieron líneas puras y muy arquitectónicas para destacar este entorno natural aún estando cubierta.
La combinación de madera con mosaico blanco consigue una atmósfera muy limpia y relajante, ideal para disfrutar de la natación o de un rato de descanso. Los grandes ventanales, una vez abiertos, convierten la piscina en “piscina estival” al permitir el acceso a una terraza y a las bonitas vistas del jardín.

Fotos: Orlando Gutiérrez
Para revestir la piscina y las paredes se eligió mosaico Luxe blanco 504 en formato 4×4, consiguiendo efectos espectaculares. La colección Luxe se caracteriza por sus brillos tornasolados, que hacen que el mosaico cambie de color según le incida la luz. En una sola pieza se consiguen muchos colores distintos, y a medida que va cambiando la luz del día, se acentúan más unos u otros.
En las escaleras se utilizó una fila de mosaico Urban Chic 500 para resaltar cada peldaño y evitar accidentes. De igual manera, este color se eligió para revestir el jacuzzi anexo a la piscina, consiguiendo nuevamente reflejos y destellos que invitan al baño.
Fotos: Orlando Gutiérrez

En la habitación contigua se encuentra un original vestuario-spa con un gran ventanal, desde el que se observa la piscina. Para transmitir un entorno natural y relajante se empleó mosaico Chroma verde y mosaico Starlight en 2,5 x 2,5 combinados con madera. La nota de originalidad la pone Starlight cuando se ilumina en la oscuridad y crea la atmósfera perfecta para relajarse un rato después del baño. 
Si quieres ver más proyectos de piscinas visita la galería de proyectos de nuestra web, ¡ sumerge tus sentidos!
Back to Blog